martes, 3 de febrero de 2015

Logística de un cumpleaños…

Todo comenzó hace algunos meses, cuando mi beba… bueno mi nena (ya no le gusta que le diga bebe, aunque para mi lo seguirá siendo), me dijo:
Ella: –“papi… quiero mi fiesta de cumpleaños como la de mi amiga”-
Yo: muy ilusionado le pregunto: -“¿Como mi´ja, con un pastel, velas y tus regalos?… “-
Ella: –“ ¡No papaaa, no!, quiero mi fiesta de frozen, en la escuela con mis amigos, quiero mi vestido de frozen, mi pastel de frozen y una piñata de frozen, y las invitaciones de Elsa.”-
Yo (con cara de mandeee): -“ehhhhh, mmmm ok mi´ja, Pues vamos a buscar lo que necesitaremos y como la vas a querer,”- le dije.

Hasta ahí quedo todo, el tiempo paso, a mi se me paso buscar y comenzar a comprar las cosas, en fin; pero a principios de diciembre me preguntó por la fecha de su cumpleaños y cuanto tiempo faltaba, como aun no tiene idea de los meses le dije que faltaba dos lunas llenas, la de diciembre y la enero, y que unos días después de la luna de enero, sería su cumpleaños. Fue cuando me recordó de su vestido y que se lo compraría su mamá a la que ya se lo había pedido, pero que los dulces, pastel y piñata los comprará yo; y así fue, a principios de enero su mamá le trajo vestido el cual ya había comprado, y yo a ver en la escuela como sería la fiesta; faltando una semana para el evento aun no me decía la directora que podría y que no se podría llevar, fue una de la educadoras que me explico como sería todo, quedando la fiesta así:

- El viernes posterior a la fecha de su cumpleaños.
- Pastel, del sabor que mi´ja quiera.
- Gelatina, en vaso individual o gelatina grande.
- Dulces, bolsita con varios o alguna paleta.
- Piñata, la que la festeja quisiera.
- Invitaciones, entregadas a la escuela con por lo menos 3 días antes del festejo, (para los regalos).
Ingredientes 
….Y como buen mexicano, todo lo deje a la mera hora, bueno para la misma semana… bueno bueno, para tres días antes; pero aun tenia tiempo ¬¬; el miércoles por la mañana, después de dejar a la beba en la escuela, me fui al centro a buscar las invitaciones (esas sí urgen, si no, no hay regalos), tras esperar una hora a que abrieran las tiendas y recorrerlas casi todas no encontré las que me pidió Juy, ella las quería con solo la figura de Elsa y todas las había con Ana o Kristoff o con toda la banda, pero aun quedaba la opción del mercado en donde tampoco las encontré así, por lo que tuve que comprarle las de encontré: 30 de Elsa y Ana juntas, y 20 de Elsa, Ana y Kristof; las bolsitas para los dulces 50 piezas, y según la vendedora son de doble vista; un plumón para escribir fecha y lugar en las invitaciones y regresar a la casa para hacerlas, de pasada compre los dulces: dos bolsas de winis, dos de totis, 2.5 kilos de dulce surtido, una bolsa de bombones, y una bolsa de paletas… ya con casi todo me lanzo a la casa, relleno las invitaciones y de nueva vuelta a la escuela a dejarlas antes de las 1 pm. Por la tarde, pretendía comenzar a rellenar las bolsitas con dulces peroooooo… nos fuimos de vagos y ya no hice nada.

PreparativosJUEVES; tras dejar a Juy en la escuela, me fui a buscar la piñata, que tras recorrer dos y medio mercados y 4 tiendas donde veía que tenían piñatas, pues no la encontré… encontré una de Ana, Olaf, el reno y hasta de una miss table, y por lo que me dijo uno de los encargados en la ultima que visité, pues no la voy a encontrar a menos que la mande a hacer con por lo menos 1 semana, -me lleva la chin… ¡¿Por que todas las niñas eligen a Elsa!?-, pensé. Pero bueno aproveche para también checar lo del pastel y la gelatina que fue otro show, resulta que el pastel me salía más barato que la gelatina, el precio andaba entre los 200 y 500 pesos sin pastel, con pastel me salía en 200, pero el pastel es chiquito y la gelatina bien fea y pos así ni madres… y en vasito cada una me costaba 5 pesos y necesitaba 50 piezas, 250 varuchos… total que ya frustrado, cansado, y enojado fui al súper a comprar mi mandado y estando ahí se me ocurrió solo por curiosidad ver las gelatinas… JAJAJAJAJA, solté una carcajada y todo lo pasado por la mañana se esfumo, ya tenia resuelto lo del pastel y las gelatina; les explico: en el súper cada gelatina me costaba 2.60 pesos, por las 50 piezas que necesitaba serían 130 pesos en total y además cada niño tendría una gelatina con respaldo que es totalmente higiénica y si no se la acaba la guarda para después. Y el pastel lo compraría también en el súper. Ya por la tarde me dispuse junto con la festejada, a hacer las bolsas de dulces para la fiesta, donde en algunas bolsas llevaba dulce mas o dulce menos, ya que los bombones no eran 50 piezas, las paletas no eran 100 piezas, y algunos winis ya nos los habíamos comido, pero afín de cuentas las bolsas quedaron bien chidas.


VIERNES; Temprano levantar a la festejada y arreglarla para su fiesta, pero antes darle de desayunar, después el peinado y por ultimo el vestido. Ya en el trayecto ver su cara de felicidad cantando una y otra vez “libre soy” y posteriormente su ansia y nerviosismo en la entrada de la escuela; fue recibida con una WOW a unisonó por parte de la mises de la entrada y las “mañanitas” por parte de sus amigos de clase. Con ya una satisfacción en el interior me dispuse a ir por las gelatina y el pastel, rogando para que hubiera en el súper… Para mi buena suerte si había gelatinas y el pastel estaba recién hecho.
De nueva cuenta regresé a la escuela y me fui a casa a descansar un rato. Ya por la tarde al ir por ella me dio cuenta de como la pasó y de sus regalos, los cuales abrimos en casa tras el recorrido por las calles camino a casa, donde el vestido termino lleno de tierra y una que otra cosa rara que se le pegó.
Regalos
Nuestro día terminó entre risas y una cena, que no fue la gran cosa pero al cabo una cena.
Juy y sus tesoros
Sus regalos fueron desde una lapicera (ó coloreta, como ella le dice), plastilina, una muñeca, que aunque se le cae el brazo le gusta mucho; un juego de doctor, dos pares de calcetines, una playera con su nombre y estampado de la princesa Sofía, una bolsa de mano, un toper, unos cubos armables, unas tijeras, unos broches y diadema para el pelo de Pepa pig, un cojín de estrella, unos aretes, un vaso para gua de Mickey y el regalo (que aunque dadas las circunstancias de mi relación, me dijeron es como una estupidez, pero decidí decirle que era de ambos padres) que mamá y papá le compramos, un juego de hello kity y una princesa play mobil, con un globo de Elsa de frozen. Cansada y muy alegre se fue a dormir acompañada de su estrella, pero antes muy contenta me dijo –“Gracias papá por el regalo”-, palabras que me hicieron abrazarla, darle un gran beso y dejar salir unas cuantas lagrimas… 

Moraleja: no te fíes para dejar todo al final; No te fíes del contenido de la bolsas de dulces; No te fíes de las bolsa para fiesta; No te fíes de las pastelerías. Pero también aprendí que no importa cuanto gastes, camines, busques y te estreses, al final, ese “gracias” fue mi mejor recompensa… 

Gracias… a ti Juy por estar en mi vida.
Gracias.
Les dejo su video favorito, he visto la peliculas 23 veces, y aun chillo.


Todos los derechos reservados. El video se muestra con fines recreativos y sin lucro.