lunes, 17 de diciembre de 2012

Y de a cuatro....

Sí, de a cuatro decadas ya de este espacio, donde he puesto de todo; chismes, chistes aventuras, mafufadas, mentadas, reclamos, en fin un buen de cosas.

Ya se ya se, no he escrito muy a menudo pero esta vez si prometo hacerlo, ya no tanto al estilo grinch (puras quejas y malas netas), escribiré lo que a traves de la ventana vea, escuche y grite.

Gracias a quienes de verdad han estado en este sitio (aunque no comenten), a quienes lo leen de pasada y a quienes lo van haciendo poco a poco, año tras año.

A ustedes gracias.


Voy por otro más, dicen no hay quinto malo... ¡aja si!

Y festejo con la tarjeta navideña que hizo mi beba en la guardería... 

Gracias... por seguirme
Gracias

miércoles, 12 de diciembre de 2012

No critiques, no condenes, ni te quejes

“No juzguéis a los demás si no queréis ser juzgados. Porque con el mismo juicio que juzgareis habéis de ser juzgados, y con la misma medida que midiereis, seréis medidos vosotros”
 
Una frase que vi en los folletitos que regalan los hermanos, aleluyos, cristianos, predicadores o como les llamen, y hoy quise iniciar este espacio con esas letras… ¿la razón?, antes de continuar cambiare los nombre y relación de los y las involucrados para evitar caer en lo mismo que esta persona esta haciendo y en juicios que a mi no me corresponden.
Pues bien, resulta que tuve un fin de semana de la rechingada (acciones que no merecen ser mencionadas, tal vez mas adelante), el lunes las cosas en mi persona se mejoraron, cerré mi chamba pendiente, me ofrecieron otras, conviví con los abuelos y la nena, y descanse mejor; pero hoy martes, me entero por “x” medio que “S” persona habla mal, critica y juzga a la familia F… mmm no se pueda seguir el contexto, no lo entiendo yo y aun no llevo nada.
Ok, resulta que “S” en conversaciones con sus amigos y familiares, “S” ha criticado y juzgado a mis familiares, en concreto a mi madre y mi hermana, hasta donde me he enterado, y sin embargo les ha pedido de su ayuda para resolver sus asuntos y actividades, palabras y frases como:
“hijoles, es que no confió en ella, porque es medio fodonga”;
“es que es medio cochinita”;
“¡no si me adoran'!, les hice una ensalada de manzana con nuez y piña, y ¿? me adoro”;
“¡no que va!, si ella no sabe hacer tamales, es tan fodonga que los compra”;
“¡Hijole! es que su hermana, como que no me late, es medio rara!”;
Son las que ha utilizado y que recuerdo en estos momentos; cuando me entere de esto, no sabia que hacer (y aun no lo se), si eso dice de mis padres y hermanos que no dirá de mi en su tan extenso núcleo familiar, son situaciones en la que uno no sabe si exigir explicaciones, dejar todo como esta o hacerle lo mismo a “S” con su familia; yo podría mencionar muchas cosas de “S” o de su familia, sin embargo como lo dijo el autor de la frase de inicio “no soy quien para juzgar” y su familia no tiene la culpa de su hipocresía, y sí es hipocresía, porque cuando yo le pedía opinión de mis padres y hermanos me decía muy alegre –“me caen muy bien, son muy buena onda”, “¡oye! que rico guisa tu mami”, “Yo confió plenamente en tu mamá”-; en fin situaciones… de lo que si estoy seguro es que con esto se fue a la mierda parte de la confianza que tenia en “S” y de ahora en adelante seré totalmente discreto en cosas de mis padres y hermanos, hacia con “S”.
Si llegas a leer “S” estas líneas, antes que yo decida exigirte respuesta, me afrontes y des explicación de todo esto… y ya ves todos traemos el culo cagado.
“Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio."

Gracias… por enseñarme
Gracias.

Los autores:
Titulo del post: No critiques, no condenes, ni te quejes; Dale Carnegie
Párrafo inicial: No juzguéis a los demás si no queréis ser juzgados. Porque con el mismo juicio que juzgareis habéis de ser juzgados, y con la misma medida que midiereis, seréis medidos vosotros; Jesús de Nazaret
Frase de cierre: Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio; Proverbio Hindú.