viernes, 30 de noviembre de 2012

Contemplando…

A pesar de haber sido hoy un buen día,  por haber estado con mi peque más tiempo, de sentir esa emoción que te trasmite tu beba cuando sale de la escuela y te enseña su primer estrellita; de tener ya de nueva cuenta un buen de chamba (necesito de nuevo 8 manos y 4 cuerpos); de visitar a los abuelos en su chamba dos veces, de regañar a la Juya por no querer comer bien, de rasurarme y cortarme el pelo (si aunque no lo crean y hasta me “chulearon”), de sentarme a ver un poco de mi vida y de saber que las cosas posiblemente mejoren…
No puedo dejar de sentir lo que vendrá y lo que posiblemente se vaya… aún no.
Tal vez alguien me reclame por usar este video, pero que diablos, es lo que me hacen sentir estas melodías.
Gracias… simplemente gracias.

jueves, 29 de noviembre de 2012

De pasito en pasito…

Hoy como cada día, después de bañarme y arreglarme, me dispuse a levantar a la Peque y alistarla para ir a la guardería, se levanto para variar con trabajos pero de buenas, de repente se enojo (no se por que) y comienza el martirio…
No se dejaba poner el chaleco… Al fin se lo puso.
No se dejaba peinar… Al fin se dejo.
No quería su desayuno… Al fin se lo comió.
No quería ir a la guardería… Por fin salió de la casa.
Apenas bajando las escaleras y llegar al primer descanso… ¡POPO, POPO! y pues regrésate a cambiarla, resultando que solo me estaba cotorreando.
Por fin logro llegar a la calle, siendo ya las 9 en punto, al llegar a la esquina… ¡ZAZ! tira su mamila… GGRRRR, ya para entonces yo estaba a punto de explotar, regrésate a lavarla.
Ahora sí, por favor, ¡YA!, pensé, y me encamine a la guardaniños; llego, la registro, checan que este bien y hasta al rato.
Tomo mi ruta (transporte) a la chamba y al subirme me pongo un “señor madraso” en la frente con un pinche tubo que estaba atravesado en el pasillo –“porqué pinches pendejos ponen un tubo así”- pensé. Tomo mi lugar, pongo el radio del cel, hasta ese momento yo iba encabronado, conforme seguí oyendo la radio se me pasó.
Tuve que hacer una chamba de volada, y apenas si me alcanzo el tiempo. Mientras viajaba de regreso para dejar mis cosas y el super en casa me propuse no hacer ya corajes, sí la “diva” quiere hacer algo dejarla, siempre y cuando no se lastime (opss); pues salió de la guardería con una sonrisita, es más, hasta beso me dio cuando me vio y me abrazó; salimos a la calle y vamos… ella fue mi guía.
De entrada, una visita a la tienda de ropa y chacharas que esta casi en la esquina para despedirse de su guagua (un peluche de perrito del aparador); después un mini pan; cárgame, cárgame, me pidió y pa’lla me decía y señalaba; en eso recordé que tenia que comprarle jabón para su baño y nos lanzamos de nueva al mega… no quiso subirse al carrito, anduvo camine y camine, tomaba mamilas, pañales, juguetes, pelotas, ropa, y de repente… pega un grito y sale corriendo a un anaquel que decía: “producto sin etiqueta código tal, precio tal”; como pudo se estiro y tomo un osito de entre otras cosas lo abrazo y le dice: “guaugua” jajajaja solté la carcajada mientras me lo mostraba y le daba un beso, de ahí en adelante no lo soltó para nada, pero a la hora de pagar… le explico a la cajera que no tiene código ni etiqueta y que estaba en un anaquel con un precio fijo, pos necia que no lo podía cobrar, llamaron a una supervisora y me dice lo mismo. -Bueno entonces aquí esta en oso- les dije y se lo quito a mi nena… en ese momento comienza el llanto a grito pelado, “guauGuau”, y pos no les quedo de otra que meter equis código y por el precio que les dije (y que estaba en el letrero del anaquel), así mi nena salió contenta del super.
Rumbo a la casa, nos encontramos a una de sus amigas de la guardería y le presume su osito, lo mismo a todo niño que se encontraba en el camino; me hizo tomar mismo camino por donde venimos, nos sentamos un rato a jugar con a tierra en los campos de fucho, correteamos unas tórtolas, se cayo y levanto dos veces y de pasito en pasito llegamos a casa.
Serían mas menos las 6.30 de la tarde cuando comimos, bueno devoramos la comida, a las 8 su baño, me ayudo a curarle su mano y a peinarse (aunque se tiro en la cama y se despeino), 30 minutos más tarde, se durmió abrazando su mamila y sus dos muñecos preferidos. No se durmió con su nuevo osito porque lo bañamos también y estaba mojado.
OsoAun y cuando el día comenzó de la chin… me gusto como termino, es más, hasta ganas me dieron de rasurarme… Les dejo una foto (de celular, perdonen la calidad) del nuevo hijo de mi Juya.

Gracias… por dejarte acompañar.
Gracias.











martes, 27 de noviembre de 2012

Entre choferes, gordas y pendejas…

Me vi envuelto el día lunes (ayer) cuando fui con mi beba al medico a que le quitaran la sutura de la mano, de entrada nos levantamos ya bien tarde (10 am) y digo “nos” porque ella no me despertó y como yo no pude dormir bien pues… me seguí jajajaja, total que como por eso de las 12 del día nos fuimos a ver al doctor, la ruta (transporte público) estaba prácticamente vacía y nos fuimos en el asiento a nuestras anchas; el pex fue de regreso, salí por ahí de las 2 de la tarde, ya que aproveche y saque mi re afiliación al seguro popular (uno que no tiene patrón fijo), y pues la ruta ya iba casi sin asientos, solo estaba uno detrás del chofer junto a una gorda…
Al pedirle permiso, la hija de su pinche madre me voltea a ver, hace mueca y se hace de lado en el asiento para que yo pasará, –“pendeja”- pensé, crees que cargando una niña, una pañalera, y con la mano agarrándome para no caerme, súmale tu “volumen, voy a pasar… creo que por primera vez me contuve y no la mande a chingar a su madre, y le dije tranquilamente pero en voz alta: –“ Señora, si hubiera otro asiento créame que no la molestaría, pero si no se levanta no podré pasar con mi niña y sentarme”-, y que chingue su madre, hizo jeta y se levantó, pero en cuanto pase y aun sin acomodarme bien, se aplasto en su lugar; ¡Órale pues!, va la mía, le compre a mi nena unas galletas antes de subirme, pero como no me gusta que vaya dejando comida en los asientos no le di antes las galletas pero dada la situación hice una excepción, ya con su galleta toda chupada y aguada comenzó el clásico: “ia, ia“ (mira, mira) y a tocar todo cuanto esta a su alcance, las jetas que ponía la pendeja vieja cada vez que le tocaba la bolsa y pantalón… ¡ERAN BLANCOS! jajajaja, yo le decía que no, pero pues son niños… y el blanco se convirtió en marfil y después en cafecito jajajajaja, además que la pañalera le venia haciendo bulto en su lonja y brazo. Poco después supe que es maestra de una escuela del rumbo, ya que hablo por celular y comento que salía de dar sus clases.
Por la noche ya de regreso, me paso algo similar, pero aquí si le dije sus mentadas a otra pinche vieja pendeja; de igual forma la ruta venia solo con algunos asientos vacios, así que me fui hasta atrás y me senté junto a una señora que venía hablando por celular, me acomode puse mi pañalera en mis pies y senté a Jujuy en mis piernas… a los 10 minutos voltea a ver la ventana y exclama, aun hablando por celular: –"chin ya me pasé”- justo cuando la ruta estaba por avanzar, se levanta toca el timbre, me pide permiso y me comienza a empujar; la ruta se detuvo y de nueva cuenta comenzó a avanzar, vuelve a tocar el timbre y grita bajan, yo dado lo reducido de los asientos, mi nena y su maleta en mis piernas no me pude parar rápido, pero al intentarlo se le atora el piecito entre el descansa-brazos y mi cadera, se lastimó y comienza a llorar, y esa pinche vieja empujándome la piernas… ¡UTA! que me prendo y que le dijo, aun frente a su lugar: –“si dejara de ser pendeja y pusiera más atención a lo que hace, hubiera anticipado su bajada, y yo me hubiera levantado con calma y sin lastimar a mi nena, hija de la chingada”-; todos me voltearon a ver, hasta el chofer por el espejo. Creí que se pondría al pedo, pero solo se bajo dándose un madrazo con la puerta y las barras contadoras; después de eso el asiento a mi lado se fue vacio, buena Juliantla lo ocupo para su coyotito.
Si vieran como me caga esa pinche gente que espera a que la ruta va pasando por la parada para tocar el timbre o decir bajan.
En fin logre llegar a casita con la Juya, darle su baño, su merienda y leerle un cuento hasta que me comencé a quedarme dormido también y mejor me levante a cenar y arreglar su pañalera.
Gracias… a la gorda y la pendeja.
Gracias.
P.D. Quiero aclarar que las palabras usadas en estas líneas no hacen alusión a todas las mujeres, solo a aquellas, y aquellos también, a quienes les quede el saco.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Religión, Fe, Física ó Sugestión

Todo comenzó así: El sábado en la mañana le vi a Jujuy una especie de derrame en el ojo, ya saben esos que se hacen por golpe, infección, tallarse, etc; no note que creciera o que que le lastimara, es más, cheque que si pudiera ver bien con ese ojo, pasó el día.
El domingo tuve que salir a hacer unos trabajos, y cerca del medio día me llama Nus y me dice que el ojo la nena lo tiene muy feo, que ya tiene el derrame más extendido, y me comento que posiblemente sea conjuntivitis; “mta” exclame para mis adentros, falta que si sea, le comente a un amigo que anda muy metido en eso de lo naturismo y del manejo de la energía y me aseguro que se trata del ya famoso, viejo y conocido “AIRE u OJO”,  que buscara quien se lo quite y que me enseñe.
Yo la neta, a pesar de haber visto mucho y vivido alguna experiencias de ese tipo, no creo en ello. No se siempre le encuentro la explicación a ese tipo de “fenómenos” o de energías, en fin. Recordé que mi mamá a mi hermana varias veces la llego a curar de niña y pos que le llamo… Me dijo que si podía y que si sabe, pero que tiene que hacerse en un lugar cerrado y que de preferencia una persona fuerte, que ella no lo hacia porque le dolía el estomago y la cabeza después de hacerlo y me explico dos formas:
OPCIÓN 1. CON MI CALZÓN: Si así como se lee: con mi calzón y ¡USADO!; que debo quitármelo (o sea debe ser fresco y calientito) el del día y con esa prenda pasarla por el cuerpo de la persona a sanar, rezando el “Padre Nuestro” y que no deje que lo haga Nus, ya que le pude hacer daño por ser mujer y por ende más débil.
OPCIÓN 2. CON UN HUEVO: es similar a la anterior solo que con un huevo, y al final debo tirar el huevo lejos de mi casa.
Termine de habla con ella y tras colgar el fon me puse a pensar: –“¡soy ateo, no tengo fe y no creo en eso… Noo pos si que la voy a curar rebien…!”- pensé en llevársela a una vecina a que cura empacho pero pos ya era tarde; luego me imagine tirando el huevo lejos de la casa… ¡POS EN LOS CAMPOS DE FUCHO!; nel que le dijo a Nus déjame a la niña en la silla de la recamara salte y cierra la puerta; y lo hice, me quite el calzón, lo hice como servilleta y a rezar (si, aunque no lo creía aun me recuerdo el rezó), termine abrí la puerta y le dije a Nus que la acostará en su cuna…
Hoy por la mañana, mientras le retiraban los puntos de sutura, vi que su ojo apenas si tiene una manchita…
EXPLICACIONES…
Científicamente: ayer por tarde (domingo) estaba en el super jugando con la nena, la cargaba como avión y le daba vueltas; también la estuve lanzando al aire, hacia arriba y hacia los lados. Medicamente los derrames a veces son pequeños tapones que se hace en venas del ojo y que llegan a destaparse por si solos o por cierta presión en los ojos; o se le hicieron al haber estado tosiendo mucho…
Religión y fe: lo del “ojo” si existe y lo rezos si funcionan…
Sugestión: ¡la buena vibra hermano la buena vibraaa! dicen los shamanes, hipies, yogistas, etc, etc. y al hacerlo de buenas y con convicción se le quito, pero entonces caería en la fe y por lo tanto en la religión.
Realmente no se que fue, el medico que la vio en la mañana dijo que solo era un pequeño derrame y que se le quitaría solo, pero que si quería le podía lavar con manzanilla, unas 2 ó 3 gotitas; por las dudas y aun incrédulo antes de acostarla nuevamente la “limpie” con mi calzón, ahora con raja de canela pa’que haga más efecto… no esta rajueludo pero si esta usado.
Gracias… por la experiencia de vida
Gracias.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Del buen fin…

 Y si que lo fue:

SÁBADO: recibo una llamada a las 2 de la mañana donde solo se escuchaba ruido, música y estática; momentos después al ver el numero y marcar en tres ocasiones, contesta una voz que no reconocí: –“¡ Ya !, ¿No?, ¡ Ya sé !”-; ¡Ándale pues, eso te pasa por pendejo y estar preocupándote! –pensé-, total que paso la madrugada y no me pude dormir sino hasta casi las 4 de la mañana. Ya por la mañana como a eso de las 12 recibo la llamada de Nus diciéndome que apenas se esta levantando, pero que de volada se arregla, desayuna y se viene a Cuernavaca…  “Ok, esta bien, pero te espero hasta las 2 de la tarde, y sino estas me voy solo“ – le dije-, y es que tenia la idea que llegaría temprano y nos iríamos Jujuy, Nus y yo al centro, ella a ver zapatos y vestidos para un evento que tiene y yo a comprar una memoria y buscar el ventilador para “la letras”.

3 horas después, yo ya camino al centro de Cuernavaca, me llama para decirme que ya esta saliendo del DF y que si nos alcanza en el centro “¡ chale !, pos como quieras, me llamas cuando ya estés en Cuernavaca y vemos”, le respondí, total que con algo de muina llegue al centro y mi nena, que ya para entonces se hecho su coyotito en la ruta, despertó y comenzó a ver y señalar atenta a su alrededor, caminaba a ratos y a ratos me pedía que la cargara, llegamos a la famosa plaza de la tecnología, que mejor debería llamarse “plaza del celular”, reparación, accesorios, chips, etc, etc, para celulares; entre pasillo y pasillo me encontré a Ricardo, un cuate de la uni y entre platica, chisme y recuerdos me oriento sobre donde comprar y buscar piezas en los escasos locales de computo en la plaza.

Bastante frustrado, por no encontrar lo que necesitaba y donde lo tienen esta algo caro, invitar a mi nena a comer; un taco de milanesa de pollo y arroz, del cual solo me dio un bocado por que todo se lo comió, emprendí el regreso a casa, cerca del mercado me llama Nus que ya esta en Cuerna y que si nos alcanza en el centro, no sabia si reírme o enojarme; le explique ya estaba prácticamente de regreso, que mejor otro día veníamos al centro; de pasada por el puente que da al mercado le compre unas mallas a Jujuy; y al fin después de 4 horas de vago, regreso a casa.

Una cena, una merienda, una peli, una buena platica y un buen descanso.

DOMINGO: tras desayuno-almuerzo (11:00 am) y un buen baño, nos preparábamos los tres para salir al centro y al cine y por una pendejada mía, mi nena (Julia), al ir caminando con un frasco de loción en la mano se cae, se rompe el frasco y apoya sus manos sobre los vidrios para levantarse por lo que se corta la mano, Nus se espanto bastante al igual que mi nena, y yo me sentía de la chingada, le puse una toalla en su mano y la llevamos al medico, donde nos dijo que lo mejor era llevarla al hospital, regresamos a casa por la póliza del seguro y nos fuimos al hospital del niño, donde la atendieron de volada y al salir del área medica, de donde creí que saldría llorando, levanta su mano y dice muy alegre: –“¡ ‘ia mi mano papá !”- y me saluda; sentí ganas de llorar, pero también un gran alivio.

Del hospital nos fuimos al centro, comimos, bueno medio comimos, fuimos a ver zapatos para Nus y de pasada al cine, pero antes compro Nus en el súper dulces y refresco para el cine, mientras yo me lanze a comprar los boletos, al entrar a la sala me acuerdo que Juliantla no tiene que comer, en friega me lanzo por un par de Gerbers a la farmacia del ahorro, y al regresar la peli ya estaba comenzando, vimos Skyfall donde Jujuy se emocionaba en las escenas de motos y cuando aparecía James Bond, le gritaba “Papá, Papá”, gracias hija por el elogio, mi’ja, jajajajaja. Después de un rato se comenzó a fastidiar y se durmió, pobre estaba exhausta y no era para menos.

Ya en casita, otra cena, una peli a medias y una platica de nueva cuenta…

 LUNES: La mañana muy tranquila, Julia presumiendo su mano, yo cuidándosela y Nus haciendo algo de trabajo, la comida y por la tarde fuimos de nueva cuenta a buscar zapatos y vestidos para el evento de Nus y la despensa de la semana; en la tienda departamental me encontré primero a Oscar (de nueva cuenta) que ni me vio o no me reconoció (de nueva cuenta) y después a Paco con el que estuve cotorreando un rato, mientras las señoras se probaban ropa, tras 4 horas y 10 vestidos Nus eligió su prenda… y de regreso a comprarle una camiseta y una sudadera a la nena.

Rato después compramos la despensa y con una Julia todavía con cuerda para rato nos regresamos a casa.

Yo termine muerto del dolor de espalda, Nus con dolor de pies y espalda y Julia… Julia seguía presumiendo su mano desde la cuna. Ah todo esto, creo que si fue un buen fin…

Gracias, por la platica, por la velada, por la compañía, el piropo.

Gracias.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Una más de la vida…

Hoy por la tarde al ir de regreso a la casa, para recoger a Jujuy fui testigo del inicio, desarrollo y final de una relación… salí de al covacha a recibir el pago de unos trabajos que hice a la antigua oficina, la de la selva, al estar afinando con el Ing algunos detalles vi una pareja de chavos (hombre-mujer), de unos 19 a 22 años aprox. (aún se les ve la cara de pubertos jajajaja) sentados en la banqueta, no les puse mucha atención, total que me despedí me fui a tomar mi transporte donde al subirme, justo detrás mío se suben este par de chavos, me siento y a dos filas de mi lugar se sientan, iban platicando y haciéndose cosquillas lo que llamo mi curiosidad, es que la chava en cuestión tomaba del brazo y a veces de la mano al chavo, me recordó a Aydee, una amiga con la cual se pudo dar una relación, pero solo quedo en amistad, contrario a lo que muchos que nos conocieron creen.
Ok, sigamos, total que el trayecto la chava se anima y le da un beso en la boca al galán, de primera instancia el chavo se saco de onda, para después corresponder solo por unos 30 minutos mas o menos, después la aparto diciéndole: –“ eres una chava muy linda, buena onda, sincera, pero… te prefiero como amiga; creo que nos llevamos mejor así”-, creo saber que sintió la chava (he pasado por eso), lo único que atino a decir fue: esta bien, si así quieres; tomo su mochila, se levantó tocó el timbre y se bajo…
El bato se quedo sorprendido al igual que yo y los otros pasajeros que fueron testigos, pero ni se inmuto, tomo sus audífonos y siguió en su avión; en la posición del chavo, yo no hubiera sido tan seco o al menos no lo hago tan publico; y por parte de la chava que pantalones de tomar la iniciativa, pero tuvo más al solo decir ok, como gustes y dejarlo sin hacer tanto drama.
Ahora sí, a seguir chambeando… bueno mejor a dormir.
Una más de la vida.
Gracias… chofer por subirme.
Gracias.

sábado, 10 de noviembre de 2012

De día en día...

¡Vaya semanita! para empezar y no variarle un lunes ya cansado, debido a algunos cambios que ya se han dado en mi vida; le agregamos el córrele a la guardería para dejar a Jujuy llego a la covacha y con la noticia que tengo más chamba esta bien pero aun no terminaba la anterior.

Martes: lleva a "la letras" al técnico porque ya de plano se apagaba cada rato y por más que le soplaba no daba signos de vida, y agregamos más chamba y más presiones.

Miércoles: llegando a la covacha, después de ver que onda con mi lap, veo en las noticias que esta temblando, la neta yo ni lo sentí, me comunique a la guardería y todo bien, marco al celular que trae Nus y al buzón, mando un mensaje que nunca llego, dejo un mail cuya respuesta fue hasta 6 horas después y la cual leí hasta el día siguiente, preocupaciones... por la tarde me toco mi primer oso en el súper, según esto en la comer se ahorra mucho, pues bueno ya comprobé que no es así, al momento de llegar a la caja y ver que la cuenta era de 550 pesos casi madreo a la Jacky, así que para amolarla puse mi cara de pendejo y decirle al cajero -"noooo carnal, quítame producto hasta que mi cuenta no se mayor a 300 pesos"- neto nunca me había pasado; y mi nena chille y chille por su boing :-(... comimos ya muy tarde, yo termine bastante estresado y cansado...

Jueves: paso a ver, nuevamente si ya esta "la letras" y nada, me salen con la pendejada que si es el ventilador y que lo van a reparar... pos que no lo estaban haciendo desde el martes... en fin otro día que comienza con muina, le tupo duro a la chamba y.... MADRES se me apaga la maquina donde estoy trabajando y no se alcanza a guardar todo el plano.... tenia ganas de madrear la maquina neto... a fin de cuentas logre recuperar bastante de lo que había hecho.

Viernes: Voy a cobrar lo de los trabajos que hice y resulta que no hay nadie y no saben a que hora regresan, todo por no llamar antes, "ya me lo decía en la mañana el corazón" dicen los abuelos jajajajaja; pos ya no me quedo de otra que irme a ver que pasa con mi lap, y al llegar, supongo es la dueña, me atiende una dama que me dice: " uy joven (gracias) su lap estaba desde ayer a medio día", che secretaria  jija de su =(#&!&&#(; "y ya quedo, funciona bien y no tiene mayor problema".... AJJJJAAAAAA que la prende y como batidora jajajajjaa hace mas fuerte que antes el ruido del ventilador, total que llamo al técnico y este cuate le dijo que si hay que comprar el ventilador, -"uta" pensé-, ya valió madres, me dijo que haría lo posible por conseguirlo en una semana pero que no se comprometía, pos ya que, me traje de nueva cuenta a "la letras" y debo de tenerla en observación, para el colmo le quito la tapa de la rendija de ventilación, así que le va a entrar más polvo que antes...

Lo bueno de toda esta semana, fue mi nena que se levantaba más tempra y me recibía con la sorpresa que ya se ha quitado la piyama, con una sonrisa, y apurándome para su leche y su danonino... y contando además que hoy en la ruta un señora, que no veía desde hace muuuuchoooos años, al verme y reconocerme me dijo: " caray José Luis, ya no te reconocía, pero si estas más guapo"....  claro, como debe de ser, le dije... y el viaje se me hizo más ameno al igual que el día.

Gracias... señora Lilia por dejarme verla de nueva cuenta.

Gracias.