sábado, 8 de mayo de 2010

Llego alguien más...

Así es, se une alguien más como seguidora.

Nadyadet... seas
bienvenida a este espacio, a la ventana única de la covacha; gracias por leerme, espero y te guste.

Crónica de una mudanza; capitulo V

Pero que milagro que vuelvo a escribir… jajajaja! la neta mil perdones, pero esta vez si no es choro eh estado hasta el gorro de compromisos, ya sea el trabajo o con mi nena, en fin…

Esta es la penúltima parte de la crónica mudancera, la ultima parte tal vez la escriba dentro de unos meses, aunque aun no se si la haya…

Chiverio Todo comenzó un jueves por la tarde, cuando tenia que ir a Durango por una familia y su camioneta, familiares de un cuate, sabia que el viaje de regreso estaría de lo más cansado y que llegaría muerto pero me avente a hacerlo, así podría aprovechar y traerme las cosas que me faltaban, ¿por que?, ok, yo tenía que ir a Cuerna a dejar la camioneta, regresar a Puebla y el lunes siguiente estar de nueva cuenta en Cuernavaca, por lo que decidí pedirle a Monroy su camioneta y traerme el ya tan famoso colchón y otras chunches. Así que a Cuernavaca procedente de Durango llegue el domingo en la mañana, dormí un par de horas, fui por la otra camioneta, deje a Monroy en la terminal y por la tarde termine de empacar y me fui a ver a mis jefes para recoger otras cajas que me faltaban y pos como me invitaron a comer me tarde un poco más entre platica y platica se me hizo noche, por ahí de las 8 o 9 salimos con rumbo a Puebla mi copiloto (wuampynais) y yo, pero pinche copiloto venia más dormido que nada con decirles que termino bajo el sillón de la camioneta, llegamos como a las 11 de la noche, ya me esperaba mi nena, muy bien arreglada y ni tardos ni perezosos nos pusimos a descargar la camioneta, bueno en realidad solo me ayudo con un par de Camaalfincajas y el colchón…

Sii!!! por fin, ese mentado colchón llego a su destino final donde ya lo esperaba su base y un chido juego de sabanas, fundas y edredón; y mientras mi Nus lo dejaba listo para dormir yo termine de descargar y subir las cosas al depa, obviamente dejando mi regadero por todo el depa, jajajaja.

Ya cerca de la 1 de la mañana, pude estrenar el colchón pudiendo dormir por primera vez sobre el, que por cierto esta muy rico y según dice mi Peque causa adicción y adición…

Ah! y el mentado Wampynais, solo viajo de gorra, ya que ni ayudo a descargar, pero eso sí, bien divo en la foto.

tal vez continúe…