miércoles, 1 de julio de 2009

Trabajo-turisco-explorador (2da parte)


Como les comentaba en las notas pasadas, ando de nueva cuenta en la montaña chambaeando; les decía que salimos por la parte más difícil y olvidada de la montaña, ya una ves sobre carretera asfaltada, nos pusimos en camino hacia Ometepec, una ciudad en la costa chica de Guerrero en la cual ya había estado hace unos 4 años atrás donde para no perder la costumbre me perdí en sus calles buscando la salida y la carretera que me llevara a Marquelia; ya una ves resuelto el problema y con ayuda de algunas gentes salí y me enfile rumbo a Marquelia, en esta población comimos en un viejo restaurante y nos pusimos en marcha hacia Acapulco y fue aquí donde la lluvia por fin nos dio alcance, una lluvia en un principio liguera y conforme avanzamos mas intensa hasta el entronque a Barra Vieja, desde ahí hasta el puerto de Acapulco no llovía nada; ya que llegamos a la oficina y nos presentamos con la secre-dibujante-calculista-oficinista del inge y una vez que se fue nos dispusimos a acomodarnos, darnos un baño y descansar para regresar a la montaña; al día siguiente dimos comienzo a la travesía ahora nos fuimos hasta Chilpo (así le dicen por estos rumbos a la capital de estado: Chilpancingo) para desde ahí tomar la carretera hacia Chilapa y después a Tlapa; donde pasamos la noche y a la mañana siguiente llegamos por la carretera a Metlatónoc a la Barca, esta población se fundo a partir de una reubicación que hizo el gobierno en el año del 2003; aquí el comisario, un tipo de baja estatura y con problemas de salud nos atendió, tan buena gente y amable resulto que me dejo usar su baño (ya que yo para hacer en el campo de aguilita soy malo, de hecho, no se), nos dio un lugar para descansar y poder instalar el campamento además de los almuerzos, comidas y cenas por el tiempo que ahí estuvimos, en esta localidad conocimos un seminarista guatemalteco que según nos dijo, su orden se encuentra en una conocida calle de Cuernavaca, el callejón del diablo (cuando visiten Cuerna vayan, se encuentra frente al Miraval y según cuentan se aparece el diablo) aquí comimos también carne seca ya no tan salada, pero si con gusanos, se que la gente lo hace de buena fe y pues al no tener refrigeradores se exponen a eso y mas, pero eso no quita que diga mi sentir, aquí nos toco recibir a Andrés (la primer tormenta de la temporada de lluvias) y desde aquí y ya terminados los trabajos partimos de regreso a Tlapa, donde nos hospedamos y al día siguiente nos enfilamos hacia Malinaltepec, donde para variar también llovió e hizo mucho frio, pero antes bajamos a buscar al presidente de Malinaltepec, donde no pudo recibirnos y nos dio cita para el día siguiente a medio día, frustrados y apurados (porque ya venia la lluvia, y no podríamos subir en la carretera) nos regresamos hasta llegar a la Magueyera, aquí realizamos los trabajos básicos y pasamos la noche acompañados del “comandante” (es el encargado de la seguridad de la localidad), una noche en la cual hizo un frio sabrosón de esos en los que dan ganas de votar todo e ir en busca de tu lady para pasar la noche enpiernado, a la mañana siguiente hicimos un recorrido por la localidad y bajamos a buscar a la cabecera municipal a buscar al presidente de Malina (así le dice la gente a la cabecera mpal.) para variar, tampoco nos recibió, que estaba en junta y no podía salir ni nosotros entrar al ayuntamiento, además, la lluvia ya venia en camino y de nueva cuenta si llovía no podríamos subir; decidimos irnos y regresar en otra ocasión, así pues nos regresamos a Acapulco donde llegamos cerca de las 11 de la noche, ya al entrar a la oficina… estaba inundada, por “alguna extraña causa”, se metió el agua por el techo y quedo encharcada dentro, bueno mas bien la secre no quiso limpiar, (por cierto, así es la mayoría de la gente que reside en Acapulco, floja, sucia y conchuda) y no nos quedo de otra que sacar el agua y subir unos camastros para dormir, al fin a al cabo solo era una noche, ya que mañana partiríamos a Cuerna, donde Monroy tenia unos asuntos, y yo, pasar el fin de semana con mi nena... ya mañana o pasado les termino de contar, por lo pronto me voy poniendo buzo porque ya va a llover y no se vaya a salpicar de nuevo mi lap…

Gracias… por continuar

Gracias.