lunes, 29 de junio de 2009

Trabajo-turisco-explorador


Por que titule estas letras así pues verán: desde hace ya dos semanas que me fui a la montaña para hacer unos trabajos, pero también estoy recorriendo viejos lugares y explorando nuevo; por ello es que decidí poner ese titulo. Esta vez nos toco regresar a un lugar ya conocido y a mi, ver que tanto cambio un lugar en donde hace años estuve, la verdad si quede sorprendido yo esperaba ver este sitio igual o peor, sin embargo no fue así, ya existe una carretera y mejores servicios aunque no se por cuanto tiempo mas; el lugar del que hablo es Metlatónoc, en aquellos días era un sitio casi inaccesible de la montaña además de ser según estadísticas el mas pobre de la región. Hoy no es así, hoy es un sitio con una nueva carretera, transporte a casi cualquier hora, luz, agua, drenaje, teléfono y otros servicios, pero también por lo poco que vi de pasada también lleno de vicios, vandalismo y demás actividades ilícitas; no fue mucho el tiempo que estuve ya que mi destino final era Cochoapa el grande, un municipio que surgió de al separarse algunas comunidades de Metlatónoc, y que según ahora, de nuevo las estadísticas, es el más pobre, entre comillas por que por lo que vi y escuche la gente tiene dinero, ya que dicen ellos que el aguardiente ya no lo toman, solo cerveza y hacen además, fiestas de tres días continuos, donde lo que abunda, obviamente, es la cerveza y carne de res, me toco visitar la comunidad llamada Peña del Venado, un sitio metido en el centro de la montaña donde la gente es amable aunque algo desconfiada, las mujeres no miran a los ojos a los hombres y estos, en su mayoría, se pasan el día emborrachándose mientras piensan que sembrar, un sitio detrás del cerro de la lluvia (adivinen porque le dicen así), comprobé que algunas de la mujeres indígenas no usan calzón y se bañan sin pudor, aclaro: lo del calzón fue porque una señora, ya grande por cierto, trepo un árbol a cortar fruta y al bajar se le atoro el faldón en una rama y por consecuencia se le subió; y lo del baño ocurrió mientras hacíamos el recorrido por el “pueblo”, una señora tiene su baño al lado del camino y estaba bañándose al momento que pasamos, el que por cierto, solo son cuatro palos con unas pobres paredes hechas de platicos pegados y amarrados; una vez que concluimos los trabajos, comimos carne seca saladísima, dormimos en una mesa y un par de bancas acompañados de un sapo, y el clima nos dejo, quisimos salir, pero para variar la naturaleza no nos dejo y tuvimos que atravesar la montaña saliendo de ellas por el municipio de Tlacoachistlahuaca y descender hacia Ometepec y de ahí a Acapulco, vaya tour que realizamos pero salimos, y puedo decir con orgullo que un par de citadinos cruzaron la montaña, por su parte más olvidada y difícil… mañana les contare mas, por hoy me voy comprar algo de cenar y después a descansar, bueno si puedo salir, ya que hace unas horas se suscito una balacera cerca de donde estamos aquí en Acapulco y no sabemos como estén las cosas allá afuera.

Gracias… por la travesía

Gracias